lunes, 10 de enero de 2005

Fight Moves

Si bien el condón es la zapatilla de cristal de los tiempos modernos (te lo colocas, bailas con él toda la noche, para después desecharlo), el free aparece como la opción más viable y buscada por la gente en cuanto a relaciones interpersonales-sentimentales se refiere.

Entiéndase free como la unión de dos (a veces más) personas, en la cual existe un compromiso sin que haya tal, esto es: si bien están unidos, no hay títulos de por medio (el free no se considera como una relación “en serio”), sus cuerpos le pertenecen a la otra persona, comparten tiempos y espacios, crecen en su respectiva medida y juegan a ser felices, y lo son. No hay lazos sentimentales tan fuertes que los unan y que por tanto al finalizar esta modalidad de convivencia interpersonal haya muertos y heridos por todos lados, se disfruta ciertamente más por el hecho de que lo que los une es meramente pasional, sin detenerse a llorar y reprochar la mirada a aquél miembro del sexo opuesto que nos colma la pupila, vaya, los problemas pasan a segundo termino por considerarse inútiles, y literalmente, por que lo que los une va más allá de problemillas pendejos.

Por tanto, el free ha ido extendiendo su preferencia en la mayoría de la población (o al menos en la que conozco), si bien no ofrece la “seguridad” emocional que un noviazgo formal pudiera ofrecer, bien lo logra con los privilegios que éste ofrece, está sentado sobre bases que carecen de solidez, y aún así, el free puede convertirse en algo más que eso: una pareja, que en la opinión de este aprendiz de escritor vale millones de veces más que un simple título como noviazgo, incluso más que matrimonio. Por eso yo no creo en el matrimonio.

Cuando existe el amor, el amor de a de veras, todos los papeles y ceremonias del mundo salen sobrando, ninguna firma puede decirte por qué estás con esa persona, los papeles se queman, se pueden cortar, se falsifican… intenten hacer cualquiera de las anteriores con el amor! El amor muele, rebana, corta, pica, bate, cercena, mezcla, hace y deshace, inventa, cuela, licúa, etc, etc…

Y ahora el consejo vil de su quesquescritor de preferencia (o séase yo) para lograr algo así (o por lo menos no perecer en el intento), si no es amor, por lo menos enamoramiento, y si no, siempre tendremos a nuestro confiable amigo el free:
1.Metas. ¿Qué quiero con esto? ¿de qué se va a tratar? saber y tener la cabeza y corazón bien seguros de lo que se quiere, adónde se pretende llegar, si es amor de una sola noche o pudiese tener futuro, si te permitirás que sucedan las cosas o dejar simplemente que las cosas sucedan… he ahí la cuestión.
2. Actitud. En mi caso, soy conciente de mis múltiples limitaciones, más de mis innumerables virtudes ;), el éxito o fracaso de un acercamiento con el sexo opuesto radica en la actitud, que tú te creas lo que estás proyectando, que sepas, al menos por el tiempo que dure la conquista, que eres el/la más guap@, que aquél(la) incaut@ que ha de caer en tus garras se está sacando la lotería al tenerte siquiera cerca, que te creas por un momento invencible y lo seas, el/la más atractiv@ del lugar… en verdad funciona, con ese sencillo ejercicio irradias hormonas, te ves mejor y seguramente un par te voltearán a ver. Haz la prueba
3. Conciencia. Una vez alcanzado el objetivo, debes saber de que se trata, hacia donde va y qué tanto cumple las expectativas del pto. 1, así, si la persona en cuestión se enamoró de un personaje ficticio, o aclaras las cosas rapidito o de plano te cambias de nacionalidad a argentino, por que ese fue truco… Saber si esto puede continuar y que tantas probabilidades de éxito tiene, si las prioridades han cambiado o si solo será en ese momento…

Bueno, espero algo de esto le ayude a alguien, bien o mal pero a mi me ha resultado las más de las veces, de hecho pienso hacer un libro y venderlo vía tv en infomerciales que pasarán a altas horas de la madrugada en televisión abierta, claro que si he de sacarlo, debo ofrecer éxito garantizado…

Mierda! Si hay algo que odio son las revistas para pubertos confundidos que en ves de informarlos los confunden más, llenándoles la cabeza con cánones de cómo vestir, hablar, qué escuchar y pensar… y acabando de leer esto me siento totalmente pendejo, me habré vuelto uno más??? no… solo fue un desliz. Por lo menos queda la esperanza de que alguien de Eres o de 15 a 20 me lea y no dude en contratarme…
bien podría soportar ese tipo de prostitución.

El flako mix
Citlalmacuauhtécatl
In Lakech

3 comentarios:

mieldeluna dijo...

Sabes que jamás desaparecería y menos tratándose se una amigo al que estimo bastante, definitivamente el free es algo bastante páctico aunque definitivamente para muchos (como yo) no lo es ya que resulta un enorme problema, y todo porque ya sea que uno o el otro se clave y entonces todo se jode, pero en fin, que chido que a muchos les resulte, aunque siento un tanto peligroso eso de sentirse mejores ya que puedes crear un ambiente de admiración y por ahi empieza todo, ya sabes amistad, admiración, respeto y ya valió

En fin te mando un abrazote

Anónimo dijo...

coincido con mieldeluna.... que pasa cuando una solo sabe enamorarse, que pasa si solo se enamorarme(corrijo) y que pasa si mis metas no son la del otro y que pasa cuando no pasa nada
lyAMORgana

catching dreams dijo...

lunamelosa: psss.... duro el tema, hay a quienes les sale, a otros no, no quiero decir que promueva este tipo de conduta o modus vivendi... es sólo una opción más entre otras millones que hay allá afuera... o adentro. Gracias por reaparecer

lya: se qde entrada que no vas a leer esto, pero ahí va:
cuando solo sabes enamorarte: VEME!!!!
si mis metas no son las del otro: mmm... comunicación?
que pasa cuándo no pasa nada?: hacer que pase!

Lya! no ma... ves cómo estoy y me preguntas!!!!!! ´por favooooor, no me rompás las peloootas!