domingo, 14 de noviembre de 2004

Un ratito más... mientras aún se puede

Llega el viernes, Abraham cumple años (felicidades!), se celebra al cartero en su día... la noche promete reven.
Cae la noche y como es lo habitual, verla se convierte en un cuento de terror, retrasos, imposibilidades... llega al fin, vamos a la fiestita.
En casa de Abraham hay una reunión, chelitas, amigos del individuo que recién cumple la mayoria de edad "mundial", yo no puedo dejar de verla...
Después de varias horas, el frío que atormenta y comidas frustradas por el régimen alimenticio al que me someto, subimos a dormir.
Que sirva el sofá de cómplice, los ojos que brillan y no dejan descansar, el modo de esquivar habitual... La noche no quiere aparecer y un farol nos ilumina, salen palabras (mías, ella se limita a "no saber", a que no pase "nada"), palabras que hace mucho no decía, me acerco, se aleja... el juego al que Sabina llama amor, juego del que he perdido las reglas y al cual me encuentro incapaz de nombrar... o cuándo dejó de ser un juego?
"Déjame verte... un ratito... mientras aún puedo..." éstas yotras, sólo escapan de los labios, de la coraza, que se reblandece y ataca de nuevo, los brazos como arma de ataque-defensa... sigo hablando y ella que parece nunca escuchar nada... "no la estoy ayudando"
Después de unas 3 horas mal dormidas, voltear y ver su rostro es lindo, hay que huir, Sensorama me llama, hay que ir a morir... y matar
Cosas que solo de muerto se saben, para ayudar a bien morir a los que visitan, sigue estando en la cabeza, ella no ha querido salir desde hace un rato... la familia con el tradicional recibimiento, abrazos, buena compañía.
Morimos/matamos 3 ocasiones, a unas 50 personas, la cabeza a punto de estallar, el corazón dando vuelcos, regresar, matar, llorar, quejas, hubieras... la posibilidad de regresar, de estar vivo y disfrutar las dudas, odiar los límites y la fugacidad de los encuentros... la noche promete reven.
Sábado por la noche, veo a Babel y nos vamos al reven, que promete.. y mucho.
Casa vieja, col. Roma, creo que me puede gustar bastante el funk, Rita Guerrero hace acto de prescencia, chelas y un poco de soma... la música penetra en la cabeza, estalla por las extremidades, los sensoramos y los hermanos de casa que hace tanto tiempo no veías, es buena la compañía y te das cuenta cuánto los extrañabas, un gran abrazo méndigos!
Huímos en busca de unas chicas de Sinaloa, pedimos disculpas a Babel por el raite frustrado... ahora es la noche la que promete.
Terminamos en casa de Iván, creíste verla un par de veces en la fiesta, otro par en la calle, comienza a preocupar su presencia sin ella, o como es que se puede explicar éste estado?
Y volvemos a casa después de un fin de semana ajetreado, el intento de recobrar la vida social y enamoramientos frustrados-bien-mal-logrados... once de la mañana, desayuno en el mercado, a casa escribir, mientras todavía se puede...

el flako mix
Citlalmacuauhtécatl
In Lakech

2 comentarios:

Anónimo dijo...

como hago para enviarte una imagen alusiva.... solo texto?

catching dreams dijo...

anónim@: las imágenes puedes mandarlas al mail, igual que para todos los que visitan: sterstaub@gmail.com, favor de poner en el asunto la página o algo alusivo...
Gracias por leer.

el flako mix