martes, 10 de agosto de 2004

bitácoras de vuelo

Siempre me ha sido un poco difícil escribir, a no ser por los estado alterados de conciencia (amor, depresión), que siempre suelen explotar la parte creativa e inspiradora para hacer cosas relativamente buenas.
Tomo como pretexto este espacio como experimento con la escritura, arte para el cual no soy necesariamente bueno, pero ya tendré la oportunidad de ser corregido y devaluado (para eso está la parte de comentarios, dejen uno!)
Recién he vuelto de Guerrero, visitamos Villita, Infiernillo y Zihuatanejo; con Sensorama, en estas vacaciones, he tenido la oportunidad de viajar bastante (MIL GRACIAS!!!); si bien hay quien dice que los viajes enseñan, mi punto de vista al respecto afirma el dicho, aprendes a valorar las cosas en casa, conoces la sencillez y calidez de la gente de provincia, luchas contra uno q otro demonio interno e intentas (con)vivir en comunidad... eso, al menos, en base a experiencia personal.

Los recuentos más valiosos en cuanto a crecimiento personal refieren a dos: Tabasco y Guerrero:
*En Tabasco pasé gran parte del tiempo callado, un tanto aislado, escuchando lo que el corazón quería decir, a la madre mar, a mamá pacha, la Tierra, redescubriendo lo que había olvidado, fué un viaje de arriesgues, de pruebas y coincidencias bien buenas.
*Infiernillo, el más reciente, conocí a muchas personas, entre ellas 3 en verdad especiales, q comenzaron como compañeros de viaje, y volvieron como verdaderos amigos: *Fernando, comunicólogo, un gran tipo, simpático, impaciente expositor, habla muchísimo con las manos, con muchísimos e imaginación, escucha buena música(coincidimos en las últimas treas afinidades) y me presentó a Stereo Total (escuchenlos, son realmente buenos)
*Denis (espero así se escriba) una chica que ví por primera vez en Salamanca, pero tuve la oportunidad de conocer hasta ahora; canta ópera, futura comunicóloga, dulcísima mujer, auténtica y graciosa, espero volver a coincidir con ella algún día, irradia buena vibra.
*Cynthia- Una de las más recientes "adquisiciones" de Sensorama, estudiante de Sociología, baila contempo. mujer estupenda, inteligente, graciosa, divertida, hiperactiva muy dulce y algo sentida, al despedirnos la propuesta fue ser amigos, espero siga en pie, pues como podrán notar, fue d las personas con las q más conviví y tuve mas ideas afines...

Volviendo al viaje, visitamos Zihuatanejo, nos recibió un amigo de Fernando, Hugo, a quien agadezco infinitamente por todas las atenciones recibidas y el excelente trato (ya parezco reportero de la sección "viajes"), pues sólo conociendolo a él le abrió las puertas de su casa a 8 neo-hippies con un buen de equipaje (muchas gracias!!!); la´playa super bonita, las amistades ocuparon el tiempo en estrecharse un poco más, por la noche bebimos un poco en un lugar llamado Barra-Cruda, atendidos por el orgulloso dueño, Marco, personajazo italiano, enamorado de una mujer voluminosa cubana y de la isla como tal... un par de gringos, otro par de alemanas y dos suizos, con los q jugué un juego bien interesante y de mucha habilidad, se agradece tyoda la amabilidad y los buenos tragos.

Hasta aquí, no por falta de ganas sino de tiempo...

Aprovecho para felicitar a Dafne por la reconquista de su casa, mandar toda la luz a Marielita q anda echándole ganas por allá por la playita, un muy buen viaje a Tanya, q recién ha ido a esparcer posibilidades a Palenque, y todas las felicitaciones y abrazos a Paulina, que cumplió años antier.

Citlalmacuauhtécatl
En Lakech

2 comentarios:

mieldeluna dijo...

No hay mejor viaje que el que se lleva a cabo en los sueños, en ellos conoces el más recóndito de tus secretos que ni a ti misma te atreves a contar, un sueño te muestra tus vacios, tus deseos verdaderos, inquietudes, miedos, te enseña lo que verdaderamente eres.
Los sueños son nuestros mejores amigos, nos conocen de pies a cabeza, saben del contenido de nuestra alma y aun más de todo lo que acontece en nuestros corazones. Dar la espalda a tus sueños es tanto como darte la espalda a ti misma, nadie es tan sincero como lo son ellos.
En ocasiones son divertidos, en otras tormentosos, pasionales, tristes y en otras tantas les gusta jugar con nosotros presentándonos imágenes y parlamentos místicos con tal que les dediques tiempo descifrándolos, son un tanto celosos ya que cuando te olvidas y dejas de pensar en ellos, vienen a ti cuando estas despierta y en ocasiones te hacen volar de más y elevar los pies de la tierra, tanto que muchas veces te es muy difícil volver a tocar el suelo.
Pero a pesar de los efectos negativos que un sueño pueda llegar a producirte, no puedes vivir sin ellos ya que algunas veces son un mal necesario aunque otras tantas sean para bien.
En fin quien diga que los sueños no son y valen nada, es alguien que no ha vivido, que se pasea en plena ignorancia, que no conoce la espiritualidad y que muy difícilmente será feliz, ya que una de las causas por las que la mayoría de la gente se aferra a la vida, es por los sueños que son el elixir de nuestra existencia.

Anónimo dijo...

Flako, Rodrigo o Cintlahuemntatlepeyotesensor o como se escriba., solo te quiero decir que apesar de la distancia que en estos ultimos tiempos hemos tenido, aun te sigo teniendo el mismo cariño, estima o como le quieras decir., y como no tenerlo? si contigo he aprendido muchas cosas, he pasado momentos chingonsisimos he recivido consejos que alomejor no siempre he tomado, pero que yo estoy seguro que todos ellos los diste para mi bien.
creo que tu eres de esas personas que valen por TODO lo que son, y no por como eres en tu aspecto, creo que muchos deberian de seguir tus pasos, deberiamos de coleccionar sueños, por que? no lo se, pero creo q es bueno, si no tienes las cosas, minimo soñarlas y con eso poder a llegar a trabajar para tenerlas.

te quiero flako, y nunca dudes que en mi tienes un amigo, y no te digo q el mejor amigo, por q creo q no hay mejores amigos, todos valen por igual. y porfa en cualquier momento q se te ocurra hechame una llamadita, que siempre hace falta escuchar una palabra de un amigo.
CHIDO LA BANDA
KOKYNHO